Buscar

Glosario y Pasos Para Emprender En El Mundo De Las Biostartups

Si eres profesional en las ciencias de la salud y quieres emprender tu negocio, al inicio todo puede parecer muy complejo porque tienes que aprender desde conceptos nuevos, hasta hacer el cambio de chip de científic@ a negociante. Pero para facilitar tu comienzo, te vamos a contar de varios conceptos y partes importantes que debes saber para crear tu bio startup.

Empecemos por lo más básico: ¿Qué es una startup? El concepto de startup está vinculado tanto a la digitalidad, como a un asunto de tiempo. Una startup o empresa emergente, es un negocio de nueva creación o en su etapa temprana, que se comercializa a través del uso de tecnologías digitales. Un ejemplo fácil es Uber, Rappi, Duolingo, etc. Estas empresas tienen la cualidad de ser escalables rápida y fácilmente. Ahora bien, una bio startup, como su nombre lo dice, es una startup con un enfoque en biotecnologías o ciencias de la vida. Tienden a generar un impacto social o ambiental.

Actualmente Uruguay es un país con un ecosistema de bio startups bastante desarrollado, con más de 120 en el país, y con muchos programas de posgrado en ciencias ambientales, físicas, químicas, informáticas, biotecnología, entre otras. Para conocer varios conceptos y pasos importantes, conversamos con Atilio Deana, PhD en Microbiología Molecular y Head of Technology Transfer de PEDECIBA, el programa de desarrollo de ciencias básicas del Ministerio de Educación y Cultura y la Universidad de la República de Uruguay, la cual es la U más grande con un 80% del estudiantado del país.

El trabajo de Atilio es la valorización de la investigación científica y la transferencia tecnológica o tech transfer. La primera lo que hace es dar una salida al mercado y a la sociedad, a las investigaciones que se hacen en laboratorios o instituciones académicas, y que éstas tengan un alto impacto económico y social. La segunda tiene dos aristas, ya que tech transfer es un proceso, pero también suelen ser oficinas (por ejemplo en universidades) o instituciones donde te ayudan a realizar ese proceso. Sabiendo esto, para que tu idea o investigación salga al mercado de la mejor forma, hay varias maneras de hacerlo:

  1. Acuerdo con una empresa ya establecida para transferir conocimientos, para que se hagan proyectos nuevos, para mejorar sus productos o servicios, o generando innovación.

  2. Para los estudiantes que están creando sus tesis de maestría o doctorado, o profesionales que ya realizaron su tesis, acudan a una oficina de tech transfer para que incursionen en el sector de los emprendimientos. Le da más libertad a la persona que emprende, por que se lleva adelante lo que la persona quiere hacer, siempre y cuando haya una validación del mercado y también de su plan y modelo adecuado de negocios.

Algo indispensable para crear una bio startup, es detectar si tu idea es patentable o no, para poder ser dueño de la propiedad intelectual o conseguir una patente. ¿Qué es una patente? Es un derecho de propiedad intangible, que se le da al detentor o bien al que tiene la patente, como propietario o como licenciatario. Por ejemplo, si acudiste a una universidad para que te ayude a desarrollar tu idea o que te brinde infraestructura, en este caso la universidad tiene el derecho de la patente, si ésta se lo transfiere a una startup, se le brinda una licencia a esa startup para usar la patente. La patente brinda un monopolio para trabajar durante un período de tiempo, por ejemplo hasta 20 años, para la explotación de esos conocimientos y el uso de esta tecnología de forma exclusiva. Así te aseguras que no aparezcan competidores usando tu misma tecnología o copiando tu proyecto, y si te lo copian, puedes demandar.

Es importante aclarar que además de las startups, existen las spin offs. La diferencia entre estas, es que las spin off son empresas que surgen del ámbito universitario o académico. Surgen de un proyecto de investigación, y se le transfiere de la institución académica, todo el paquete tecnológico de conocimientos integrados, el know-how para la creación de este spin off. La o el investigador es dueñ@ del emprendimiento, ya que la propiedad intelectual se cede de la Universidad al científic@ al crear este negocio.

Otro detalle importante al bio emprender, es que vas a necesitar una persona cofundadora o CEO. Para esto, la forma más fácil de encontrar tu soci@ ideal es por tres formas distintas:

  1. Programas universitarios o de instituciones que tengan acuerdos con escuelas de negocios y economía, con profesionales con ganas de asociarse, y “chaperones” que faciliten ese vínculo entre dos profesionales de distintas áreas pero con intereses en común.

  2. Plataformas digitales para conectar entre MBAs o profesionales de negocios, y profesionales científicos, investigadores, técnicos, CTOs, entre otros. Estas plataformas están hechas para que puedas encontrar un cofundador que se ajuste a tus necesidades. Por ejemplo, Founder Dating, Co Founder Lab, Founder2be, entre otras, donde puedes conversar y conectar con personas que tienen ideas de negocios, visiones en común y ganas de asociarse.

  3. Aceleradoras de startups que conectan emprendedores para asociarse y crear.

La mayor dificultad para una persona profesional en ciencias es ese switch a negociante. Lo mejor es asociarse a un CEO o co founder que venga del área de negocios y se encargue de la parte comercial porque ya sabe hacerlo, y es más fácil aprender conceptos básicos de ciencia que aprender toda una nueva forma de pensar, de comunicarse, casi una nueva carrera. La persona investigadora no debería dejar lo que está haciendo: ciencia de calidad. Debería seguir en su área y disfrutarla, en vez de ponerse el “saco” de los negocios.

Este es el glosario de algunos conceptos básicos que vas a necesitar en el camino del bio emprender. Para informarte del paso a paso correcto que debes hacer para crear una bio startup, mira este manual para emprender como científic@.

Si lo piensas bien, tanto en la ciencia como en el emprendimiento, todo se trata de experimentar. Ambos sectores deben tomar riesgos para lograr un objetivo, modificar el rumbo cuando sea necesario y enfocarse en innovar. ¡Anímate y empieza a bioemprender!

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo