Buscar

Reglas de oro para llevar adelante el home office

Reglas de oro para llevar adelante el home office y no morir en el intento. Si creías que trabajar desde el hogar sólo significa que cada persona de la empresa se vaya a su casa y trabaje desde ahí, pues estás muy equivocado. El home office es mucho más que eso, requiere considerar y planificar muchos pasos estratégicamente.

¿Cómo lograr que el home office funcione?

Es importante definir una lista de reglas, normas y tareas que se deben cumplir a diario, a lo largo de una semana y cuál es el objetivo tanto mensual como anual cuando se trabaja modo home office.

Deberás crear un calendario de reuniones periódicas virtuales para que todos se mantengan al tanto sobre las noticias de la semana o quincena y que los integrantes del equipo puedan expresar su progreso o necesidades. Pueden ser reuniones individuales o grupales dependiendo la demanda de cada equipo de trabajo.

Muchas veces es necesario reemplazar un correo o mensaje al celular por una mini videollamada de dos o tres minutos. Ya que los seres humanos dependemos mucho de la expresión corporal y al trabajar desde casa eso se pierde muchísimo. Entonces optemos por videollamadas breves para decir cosas importantes o hacer consultas y así evitar largas idas y venidas de correos electrónicos.

Armar el home office en casa

Si bien a más de una persona le puede parecer que llevar el trabajo a casa es una misión imposible, con los consejos que te ofrecemos a continuación te facilitarán que tu home office funcione.

Consejo #1: Crea un espacio de trabajo para tu home office

Si no cuentas con el espacio para el home office, intenta aislar un rincón del hogar para que funcione como tu espacio de trabajo y que sea sólo para eso. De esa manera quien se encuentre en casa sabrá que si te encuentras en ese lugar que es tuyo, estás trabajando y no te gustará que te interrumpan.

Consejo #2: Toma descansos

Así como cuando te encuentras en la oficina que paras a almorzar o a tomar un café, haz lo mismo en tu casa. No sigas trabajando en tu momento de descanso. Frena para tomar agua, café o para tu almuerzo. Aléjate por unos minutos de la computadora así de paso tu vista y mente descansan también un momento.

Consejo #3: Al terminar el horario de trabajo, apaga la computadora

Un riesgo del home office es no saber cuándo es momento de cerrar el día. Así como te hemos recomendado que establezcas momentos de pausa, lo mismo ocurre con la hora de finalización de trabajo. Muchas personas terminan trabajando más de la cuenta porque están en casa y no les merece un gran esfuerzo quedarse sentados frente a la computadora trabajando. Pero no es sano,

Consejo #4: Date una recompensa

Si te encuentras en la oficina, seguro hablarás y contarás sobre tus hazañas y escucharás a otros contar las suyas. Puedes aprovechar las mini reuniones grupales o individuales para contar los logros que has obtenido esa semana así tus compañeros te reconocen el trabajo hecho. Otra manera puede ser tomarte el tiempo de descanso para cocinarte tu plato favorito o premiarte con un dulce que disfrutes mucho.

Gracias a este pequeño reconocimiento podrás seguir adelante con ganas y motivado. No dejes que el home office te deprima, al contrario saca ventaja de eso. ¿ Y tú, ya has pensado cuál será tu recompensa esta semana?

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo